Todas las actuaciones de los psicólogos en el ejercicio de su profesión en cualquiera de sus modalidades se regulan mediante un Código Deontológico. Lógicamente dicho código es la norma de conducta profesional que seguimos en Hylé, concretamente la redacción del Codi Deontològic del Col.legi Oficial de Psicòlegs de Catalunya (COPC) y el Código Deontológico del Consejo General de la Psicología en España (COP). Estos dos documentos garantizan que las prácticas psicoterapéuticas cumplen una serie de requisitios éticos y son esenciales dadas las características de los servicios que prestamos. Algunos de sus puntos fundamentales son:

  • El profesional debe promover objetivos de bienestar, salud, calidad de vida y plenitud en el desarrollo de las personas.
  • Garantizará el respeto a la persona, la no discriminación por ningún motivo y  la responsabilidad, honestidad y sinceridad en todas sus actuaciones
  • No aprovechará su posición en la relación profesional como situación de poder o superioridad sobre terceros
  • Tiene el derecho y el deber de garantizar el secreto profesional en su actividad
  • Defenderá su independencia de criterio profesional
  • Si existen limitaciones profesionales que impidan iniciar o continuar una intervención, deberá ponerlo en conocimiento del cliente facilitando alternativas